INTERNACIONALIZACIÓN: CÓMO EXPORTAR SIN RIESGOS

El proceso de internacionalización se ha convertido en una alternativa para las empresas españolas ante un mercado nacional poco dinámico en los últimos años.

En este contexto, la asesoría jurídica internacional y una sólida base legal para las operaciones comerciales se hace imprescindible para regir las relaciones entre los distintos agentes: exportadores, importadores, fabricantes o proveedores.

Ya no sólo se trata de comprar y vender; es necesario contar con conocimiento de la normativa de los países de destino para evitar problemas de entrada (aduanas, impuestos etc), regular las transacciones mediante contratos internacionales y asesorarse de las diferentes opciones de resolución en caso de conflicto entre las partes (amistosos, judiciales, arbitraje, mediación).

La información disponible para las empresas que desean iniciar su andadura internacional sobre las diferentes estrategias de expansión puede suponer la diferencia entre el éxito o el fracaso en la internacionalización. Dependiendo de la empresa, productos o disponibilidad de inversión, la expansión puede hacerse mediante ventas directas  -sucursales o filiales en el extranjero, partenariados, constitución de empresas – o a través de colaboradores – agentes comerciales, distribuidores, franquicias u otros.

En próximas entradas, “Medios de pago Internacional: Operativa de las Cartas de Crédito y consejos para asegurar el cobro de las operaciones”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *